J.R.R.TOLKIEN. CUENTOS DESDE EL REINO PELIGROSO

Estándar

Tolkien


Desde el Reino Peligroso nos llegan los cuentos, aventuras y personajes que despliegan suma imaginación y una fantasía tan real como la vida misma. Un despliegue de posibilidades infinitas. El reino peligroso y la tierra de la fantasía son una tierra paralela a este prime plano “real”, en muchas ocasiones ordinario y prosaico.

Desde las aventuras de Roverandom, un perrito de mal carácter, que gracias al hechizo de un mago vagabundo conoce la luna y sus secretos, las profundidades del reino marino y sus habitantes. Los antiguos poemas cantados de Tom Bombadil y otros épicas canciones de la tierra media como el poema atribuido a Sam Gamyi El Olifante.

Bombadi

Egidio, el herrero de Ham que junto con su perro Garm combate a un codicioso y malvado dragón, venciéndolo con gran valentía y mucha astucia, logrando así ser el soberano del reino.

El herrero de Wooton Mayor (el pueblo del bosque), quien de niño sin saberlo consigue el favor del cocinero mayor y la reina del País de las Hadas para ser su visitante y recorrerlo hasta en sus lugares más recónditos y secretos más guardados, sabiendo que este honor tiene que cederlo después del paso del tiempo, su infancia.

 alan_lee_tales-from-the-perilous-realm_smith-of-wootton-major_02

Este libro concluye con un ensayo titulado Sobre los cuentos de hadas, un texto de 1939, donde J.R.R. Tolkien expone y explica magistralmente el por qué de los cuentos de hadas y su importancia dentro del mundo de  la literatura.

Estos mágicos cuentos son ilustrados por el dibujante Alan Lee, quien con un trazo delicado nos recrea  en detalle las campiñas inglesas, las profundidades del bosque y sus habitantes.

Ficha del libro: Título: Cuentos desde el reino peligroso. Autor: J.R.R. Tolkien. Editorial: Minotauro. Páginas: 348.

Anuncios

MAXIMO GORKI. LA MADRE

Estándar

Máximo Gorki


 

LUCHA Y AMOR FRATERNAL

Sumando semanas y meses, así va pasando la vida de los obreros, de la fábrica a la taberna se consume la vida, viviendo sin poder aspirar a nada más que a su miseria y al hambre eterna.

Vidas grises como el humo de las altas chimeneas que domina el pequeño pueblo. Así podemos imaginarnos el escenario de fondo que aloja los personajes de esta historia, que sale de las entrañas del pueblo trabajador. Novela que recrea la lucha de clases, la batalla por la igualdad y la libertad y la justicia de los obreros y campesinos rusos.

Máximo Gorki el pseudónimo de Alexei Maximovich Pieskhov, es el escritor proletario, el escritor que nos muestra al detalle y sin adornos el otro lado de la Rusia zarista, la Rusia mendiga de justicia y pan, la Rusia harapienta que muere de inanición ante los ojos complacientes de una aristocracia despótica y rancia.

La madre obra de extensión de su pensamiento político y de combatividad intelectual comprometida con la causa revolucionara, es una historia que testimonia el infinito alcance del amor maternal y las causas que justifican la sublevación de un pueblo ante el estado autocrático en el cual vivía sometido el pueblo ruso hasta los primeros años del siglo XX.

Obra que no debe leerse bajo fuegos de apasionamientos, lectura que debe hacerse con equilibrio y evitar enmarcarla en una ideología determinada, así la misma historia nos diga abiertamente que es socialista, que sigue la doctrina socialdemócrata. Entenderla como una narración que se desprende de hechos históricos sí pero novelados. No sería sano hacer de ella una lectura doctrinaria para volverla punta de lanza de argumentos políticos sectarios, se perdería en una maraña de dogmas y el placer de su lectura desaparecería.

Razón antes que pasión

 

Fotografía de la pelicula la madre del director Vsevolod Pudovkin, 1926

Fotografía de la pelicula la madre del director Vsevolod Pudovkin, 1926

Ahora que el tiempo (el mejor aliado de la verdad) nos muestra con distancia los hechos y acontecimientos de la revolución bolchevique, nos debemos convencer que la libertad del hombre no está escrita en manifiestos y proclamas de ningún partido, y que la verdad no está afiliada a ningún dogma, la verdad del hombre vive sólo dentro de su corazón y que la justicia se desprende de esa verdad interior.

La madre simboliza ese ser primordial en la vida de todos, esa persona que cuida y protege de nosotros hasta el último momento de su vida. La madre es fuerza y amor, lucha y sacrificio, alegría y amor.

 

Ficha del libro: Título: La madre. Autor: Maximo Gorki. Editorial: Club internacional del libro. Páginas: 352.

PLEGARIAS ATENDIDAS. Truman Capote.

Estándar
El llanto de las plegarias no atendidas. 

Plegarias


 

Era Truman Capote y guardo de sus lecturas el mayor cariño, el más grande divertimento. Además la portada del libro se mostraba tan llamativa: el mismo Capote bailando con la siempre simpática y eterna Marilyn Monroe.

No había duda, no podía ser malo.

 

Según el prólogo al libro, escrito por su editor Joseph M Fox, advertimos que lo que buscaba inicialmente el autor era una obra de dimensiones descomunales, al mejor estilo proustiano; retratar la sociedad norteamericana de su tiempo, mostrando y señalando las prácticas sociales, culturales y morales.

El resultado, un retrato pálido, sin forma y esnob. Intento fallido.

 

Tres capítulos conforman las plegarias atendidas de P.B. Jones, el protagonista de estas historias, que en muchos aspectos debe ser el mismo Truman Capote. Monstruos perfectos; aristócratas, artistas, actores de Hollywood, esposas desdichadas e infelizmente ricas, pseudo intelectuales y arribistas, todos entregados a sus fiestas y orgías de glamour, en hoteles de lujo o en casas de recreo bebiendo, sentenciando y etiquetándolo todo, creyéndose por fuera de la vida misma.

Con ansías comencé su lectura y en el transcurrir de la misma, mientras avanzaba entre sus páginas, notaba como mi atención e interés decaía, desaparecía. “Pero si es Truman Capote” me decía angustiado, me recriminaba, mientras me negaba a abandonar su lectura.

Confundido, seguía sosamente una lectura que mostraba pequeños destellos de brillantez y muchos datos que se me asemejaban a extractos de prensa rosa, esa que llaman eufemísticamente “periodismo del espectáculo”.

 Truman

Seguían pues desplegándose hoja tras hoja todos estos monstruos variopintos, monstruos imperfectos carentes de personalidad, de fuerza y vigor. Pasan las hojas unas tras otras y la historia parece gravitar sobre una densa niebla que no permite que la narración llegue a algún lado, que pase de ser sólo habladurías y comentarios vacuos.

Quizá estos breves relatos no son más que una discreta ventana hacia los últimos años de decadencia de Capote.

Aún así P.B Jones, (ese hijo de puta nato, como se describe así mismo) logra cautivar en ciertos episodios con un humor ácido y cínico.